Colombia quedó con una de las mejores legislaciones de América Latina. Para la producción y explotación de los derivados de Cannabis para uso medicinal.